Remedios para el insomnio en la mediana edad

Remedios para el insomnio en la mediana edad

Uno de los trastornos que pueden traer los cambios hormonales durante la menopausia es el insomnio. La dificultad para conciliar el sueño, despertarse varias veces durante la noche o no lograr un sueño profundo es un problema que altera la vida de quien lo padece. Nada más placentero y reparador que un sueño profundo, y todo lo contrario cuando la relación con la almohada se ve alterada.

Fruto del insomnio, vienen problemas de memoria y concentración, pero sobre todo se siente un gran cansancio que interfiere en las actividades diarias. Durante la menopausia, los sofocos y el aumento de peso (que puede afectar al sistema respiratorio) son dos factores más que se suman para empeorar la calidad del sueño.

Pero hay soluciones. A continuación te contaré algunos remedios para que puedas lidiar con el insomnio, pero si vez que el problema persiste, acude a un médico especialista en trastornos del sueño para que evalúe tu situación particular. En caso de ser necesario, hay tratamientos farmacológicos para esta problemática.

Remedios para el insomnio en la mediana edad

El sitio Univision consultó a varios profesionales expertos en el tema y recomienda los siguientes remedios caseros que aquí te comparto:

  • Un vaso de leche caliente: la leche contiene melatonina, una hormona efectiva contra los trastornos de sueño.
  • Infusiones antes de dormir: valeriana y tilo, por ejemplo, son dos plantas que ayudan a dormir ya que tienen propiedades sedantes. Prepara un té y mantén la constancia de tomarlo cada noche, un ratito antes de acostarte.
  • Meditación: entre los tantos beneficios de esta práctica, está la de regular los ciclos del sueño.
  • Música y audios: hay melodías que fueron creadas como terapia para relajar el cuerpo y ayudar a conciliar el sueño mejor por la noche, del mismo modo que existen audios de meditaciones guiadas. Acuéstate cómoda, relaja cada parte de tu cuerpo y concéntrate en la música, los sonidos o la voz que guía.
  • Aromatiza con lavanda o flor de azahar: estos aromas relajan el sistema nervioso, calman la ansiedad y ayudan a dormir. Pon un difusor en tu habitación y crea un ambiente más propicio para el sueño.
  • Haz ejercicio: la actividad física reduce el estrés y la ansiedad, lo que deriva en una mejor calidad de sueño. Eso sí, no hagas ejercicio antes de acostarte porque puede producirte el efecto contrario.

Remedios para el insomnio en la mediana edad

Lee también: Tips para adelgazar a partir de los 50

Y así como hacer todo esto contribuye a mejorar el insomnio, también hay cosas que debes evitar si quieres conciliar el sueño pronto y en profundidad:

  • Contrólate en la cena: una digestión más difícil producto de una cena pesada atenta contra el buen dormir. Tampoco te acuestes sin comer.
  • Mantén la notebook lejos de la cama… ¡y el celular también!: en estos tiempos es difícil desconectarse, pero las pantallas luminosas son ideales para desvelarse. Apágalos y apártalos de tu cama, cueste lo que cueste.
  • Sé rutinario: no en la vida, pero sí en lo que se refiere a acostarse y levantarse. Mantener horarios parejos hará que tu cuerpo se acostumbre y sea más fácil regular el ciclo de sueño. Tampoco es buena idea dormir siestas.

No consumas nada de esto: café, alcohol ni tabaco hasta 4 horas antes de acostarte, ya que funcionan como estimulantes que mantendrán tus ojos abiertos en el momento en que no lo necesitas.

A continuación te contaré algunos remedios para que puedas lidiar con el insomnio, pero si vez que el problema persiste, acude a un médico especialista en trastornos del sueño para que evalúe tu situación particular. #remedios #insomnio #menopausia

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.