6 Consejos para viajar en la mediana edad

6 Consejos para viajar en la mediana edad

Ya sea que aún te consideres un aventurero o que apenas hayas viajado en toda tu vida, no es lo mismo recorrer el mundo a los 50 que a los 20. Si bien eres libre de viajar a donde quieras, la forma en que emprendas el viaje puede verse condicionada por cuestiones como la agilidad física, el acceso a medicamentos y servicios de salud, si viajas solo o acompañado, restricciones en la dieta y más. Así que creo que no hace falta que te diga que, en la edad madura, tendrás que planear un poquito más tus viajes. Por supuesto que la cultura y la experiencia que se adquieren bien lo valen. Aquí te comparto algunas ideas para que te sea más fácil organizar tus viajes pasados los 50 años

1.- Recurrir a un agente de viajes
Aunque pueda sonar anticuado, contratar a un agente de viajes para que organice tus vuelos y el alojamiento puede resultar muy útil y quizás hasta te ahorres dinero. Hoy en día, hay una cantidad impresionante de páginas en Internet que permiten hacer reservas de viaje y, para ser sincera, puede ser abrumador, en especial cuando no las conoces y no sabes qué tan confiables son. Un agente de viaje se encargará de que las cosas se ajusten a tus necesidades por un precio adecuado y, a menos que ya estés acostumbrado a hacer las reservas online, te ahorrará tiempo y esfuerzo.

2.- Comprar un paquete vacacional
Si sabes a dónde quieres ir, pero no se te ocurre qué puedes hacer allí o bien te aterra la idea de pasear y probar comidas en un sitio que no hablan tu idioma, un paquete vacacional es lo indicado para ti. Muchas prestigiosas compañías ofrecen paquetes que incluyen alojamiento, comidas, excursiones, tours guiados, traslados y a veces incluso el ticket aéreo. No me refiero a los complejos all-inclusive donde te alojas y te quedas todo el tiempo en el mismo lugar, sino a empresas que te acompañan durante todo tu recorrido, incluso cuando paras en varias ciudades. De este modo, te facilitan conocer cada sitio, con información de la cultura, las costumbres y la historia del lugar.

3.- Viajar en grupo
No hay nada de malo en viajar solo si eso es lo que te apetece, pero si no estás seguro de que sea lo indicado para ti, considera sumarte a un viaje grupal. Muchas empresas similares a las que ofrecen paquetes vacacionales (y a veces incluso las mismas) organizan tours grupales. Estos viajes están pensados para una determinada cantidad de gente y todos se alojan en el mismo lugar, hacen las mismas excursiones en grupo y comen juntos. Es una forma genial de conocer gente y te permite pasar tiempo con otras personas incluso viajando “solo”.

Lee también: Ventajas de viajar solo después de los 50

6 Consejos para viajar en la mediana edad

4.- Investigar el destino
Asegúrate de estar bien informado sobre el sitio al que vas a viajar. Si bien puede que no tengas mayores inconvenientes si viajas a países desarrollados donde se habla inglés o español, puede que no estés listo para los desafíos que implica viajar a destinos más exóticos. Si tienes algún problema de salud, será bueno que investigues qué servicios sanitarios hay disponibles y si tu seguro te cubre ante una eventualidad. Por otra parte, si no puedes comer ciertos alimentos, fíjate si en el destino elegido hay comidas que se adapten a tus necesidades. ¿La caminata desde tu hotel hasta una de las atracciones principales de la ciudad parece larga y sinuosa? En ese caso, ¿tu cuerpo lo soportará? ¿Hay alguna otra forma de llegar? Averigua bien este tipo de cosas que puedes no considerar cuando planeas tu itinerario.

5.- Empacar pensando en imprevistos
Incluso si has investigado hasta el último detalle, viajar implica la posibilidad de imprevistos. Asegúrate de estar preparado si algo pasa. La maleta suele ser el mejor lugar para comenzar: fíjate de haber empacado todos los medicamentos recetados y de venta libre que necesitas, vitaminas, remedios antidiarreicos, para las náuseas, etc. Tal vez en tu ciudad de destino no los encuentres. También toma la precaución de llevar un cambio de ropa en tu equipaje de mano, por si se pierde la maleta o te manchas con algún líquido, por ejemplo, en especial si viajas muy lejos de casa.

6.- Aprovechar la tecnología
Las nuevas aplicaciones disponibles en los celulares y las tabletas son una herramienta invaluable para el viajero moderno. En solo un instante, puedes traducir un menú, consultar un mapa, averiguar a qué hora abre un museo y obtener ayuda si tienes una emergencia. Consulta con tu proveedor de telefonía celular para saber si tienes tu teléfono habilitado para usar desde el exterior y, de no ser así, cómo solucionarlo. Cuando llegues a tu alojamiento, pide la clave de Wi-Fi para así poder acceder a toda la información que necesites en tu destino. Viajo a menudo y lo primero que hago al llegar al hotel es conectarme al Wi-Fi, buscar un restaurante para cenar y luego planificar lo que haré al día siguiente.

Shayne Rodriguez Thompson

Shayne is a freelance lifestyle writer with expertise in all things parenting, food and travel. She regularly contributes at MamasLatinas.com, CruiseCritic.com, independenttraveler.com and familyvacationcritic.com. Her career has allowed her to live out her passions while she raises her young family.