Madrid, vista por alguien que vive en la ciudad

Madrid, vista por alguien que vive en la ciudad

Puerta del Sol, Madrid © Future Galore

Para sorpresa de muchos, España tiene el índice de criminalidad más bajo de Europa, bastante menor al del Reino Unido o Alemania, dos países que supuestamente son más desarrollados.

El delito más habitual en España es el hurto. Se trata de robos de poca monta: arrebatos de bolsos y laptops, robo de billeteras y celulares. Los delitos violentos son pocos y esporádicos. Mientras que las violaciones y los asesinatos son moneda corriente en muchas ciudades de Estados Unidos y Sudamérica, España puede presumir de ser un país seguro. No se registran atracos. He vivido aquí durante años y les hablo del Madrid en el que vivo hoy.

La seguridad es parte del bienestar. Uno debería ser libre de caminar por la calle de su ciudad sin temor a que lo asalten, lo violen o lo acosen de modo alguno. Estados Unidos se jacta de ser la tierra de la libertad… la tierra de la libertad donde la gente de las grandes ciudades se siente insegura y rodeada por el delito.

Madrid, vista por alguien que vive en la ciudad

La Plaza Mayor, Madrid © M.V. Photography

En términos de población, Madrid es una ciudad pequeña. Tiene solo 3 millones de habitantes, lo que no es nada en comparación con Londres o Berlín. Tokio alberga a más de 32 millones de personas y New York, 8 millones.

Madrid es una bella ciudad, como tantas otras de Europa. Oficialmente, es “Villa de Madrid”. Si te gusta caminar, puedes recorrerla a pie. Tiene edificios fantásticos, grandes avenidas, calles angostas, museos, numerosos parques, además de cultura e historia a cada paso. Después de todo, durante varios siglos fue el centro de un gran imperio.

Lo mejor de la ciudad, o lo que la hace más atractiva, es su seguridad. En Madrid puedes estar y sentirte seguro. Tomando las precauciones lógicas que indica el sentido común, puedes disfrutar Madrid sin preocuparte. Puedes salir de casa sin temor a ser asaltada, acosada, golpeada, abusada o incluso asesinada. Esto es algo de lo que los madrileños realmente pueden sentirse orgullosos.

Lee también: 8 Sitios que debes conocer si visitas Buenos Aires

Madrid, vista por alguien que vive en la ciudad

Metro de Madrid en la Puerta del Sol © Vlad Theodore

La seguridad de la que goza la ciudad no solo es producto del eficiente trabajo de la Policía Municipal o de la Policía Nacional, sino también del hecho de que los españoles son muy respetuosos de las leyes, salvo cuando se trata de cruzar la calle, conducir a la velocidad indicada y no hacer ruidos molestos.

Diría que Madrid es una ciudad donde las mujeres se pueden sentir relajadas, seguras y libres. Una mujer puede caminar por la calle, tomar transporte público, salir de compras, comer afuera y muchas cosas más sin que un hombre la acompañe, a cualquier hora del día. Andar por la ciudad es tan seguro a las 10 de la noche como a las 12 del mediodía. Los famosos piropos ya casi han desaparecido, incluso entre los más adultos.

Imagínatelo: poder subirte a un bus que está limpio, rodeada de gente que está en sus cabales, pasear sola por la Puerta del Sol, hacer algunas compras, sentarte en una terraza a disfrutar un café, volver a tomar un bus o incluso el metro… y sentirte segura, sin miedo. Para mí, esto es lo más valioso que Madrid y España en general pueden ofrecer tanto a los turistas como a sus habitantes.

Madrid, vista por alguien que vive en la ciudad

Public transportation and traffic in downtown Madrid © FunkyFrogstock

Cuando mi hija Laura, que vive en San Francisco, viene de visita, es un torbellino: va de aquí para allá a cualquier hora, se encuentra con amigos, sale a cenar… ella dice que en Estados Unidos no puede hacer todas esas cosas o regresar a casa con tanta tranquilidad. Además no necesitas tener un coche para moverte en Madrid, pues el transporte público es limpio, eficiente, rápido y… barato.

Si quieres vivir muerta de miedo, encerrarte en casa la mayor parte del tiempo, disfrutar que te roben a la vuelta de la esquina, depender de un coche para todo… no vengas a Madrid. Quédate donde estás. Una advertencia final: el sentido común nunca debe perderse, incluso en Madrid. No busques problemas y mantén con los ojos abiertos a donde sea que vayas.

Ahora, los ataques terroristas, como los que tuvieron lugar en New York, Madrid y París, pueden ocurrir en cualquier ciudad del mundo, en cualquier momento. Es un tema con el que tenemos que aprender a vivir, sin importar donde vivamos o a dónde viajemos.

Delfín Carbonell Basset

Delfín Carbonell is a graduate of Duquesne University and the University of Pittsburgh. He holds a Ph.D. in Philology from Madrid and has authored 35 books in both English and Spanish, published by McGraw-Hill, Barron’s, Larousse, Anaya and Serbal. He has taught at Pitt, F&M, Scranton and Murray St. University.