Mujeres con canas: valientes y bellas

Mujeres con canas: valientes y bellas

©Pixabay

Todo el mundo teme esas primeras canas. A algunas nos llegan antes que a otras. A veces nos salen a la temprana edad de los veinte; a otras no hasta bien entrados los cincuenta. Pero llegar, llegan y eso es una suerte también porque significa que hemos vivido lo suficiente.

Las canas delatan la edad, pero, por suerte, una mujer puede cubrirlas con un buen tinte, nadie se entera y alarga un poco una apariencia juvenil si es lo que deseas. De hecho, ver a una mujer de 40 o 50 luciendo canas es raro, pero, por suerte, esto está cambiando y cada vez está más en boga la costumbre de dejarse las canas y el pelo largo en edades superiores a los 40. ¡Ahora hasta las jóvenes se lo tiñen también de gris!

Es como una rebelión. Las mujeres nos hemos cansado de ser mártires de lo que piensen los demás y queremos ser nosotras mismas– con canas, arrugas y cicatrices. Ahora además queremos lucir las canas con elegancia.

Yo personalmente defiendo lucir las canas. El trabajo que conlleva cubrirlas es tal, que no vale la pena. El coste, además, es alto si vas a la peluquería cada dos o tres semanas– que es lo que requiere que nadie se entere de que las tienes. Pero, ¿por qué cubrir algo que es tuyo? ¡Te has ganado cada cana, cada arruga y cicatriz a pulso! ¡Son tuyas!

Lo mismo ocurre con el pelo largo. A cierta edad las mujeres creen que ya no están para llevar el pelo largo, y si tiene canas, menos. Yo creo que si a una mujer le gusta llevar el pelo largo y se ve bien así, pues qué mejor que hacer lo que le viene en gana. No, no es para parecer más joven precisamente, especialmente si decides dejarte el pelo con canas y largo porque te ves más tú misma con esa melena y te gustas más.

El pelo con canas bien cuidado y peinado es muy elegante– ya sea largo, corto o media melena. La elegancia de una melena no está en el color; está en tener la capacidad de dejártelo y que no te importe lo que piensen los demás. Celebro a la mujer que se atreve a llevar la contraria y lucirse como es.

Yo decidí hace tiempo hacerme reflejos porque, aunque siempre he sido rubia, con el tiempo se me ha ido oscureciendo el pelo y han ido brotando esas canas. También decidí empezar a hacerme reflejos cada vez más claros, casi platino, para que, poco a poco, las canas tomen el lugar de esos reflejos algún día. Así el cambio no será tan drástico y además, dejaré de ser esclava del tinte.

Lee también: El mejor momento para dejarse el pelo gris

Mujeres con canas: valientes y bellas

©Pexels

No soy la única. La madre de una amiga mía, que siempre se ha teñido el pelo de castaño, me sorprendió hace unos meses cuando vi que se había aclarado el cabello. Tenía reflejos muy claros, para así dejar de teñirse gradualmente. La verdad es que el resultado no fue verse mayor, sino más radiante, elegante y con un buen corte de cabello “bob” ¡Está guapísima! No sólo eso, le da un gran aire de distinción, que la verdad, nunca le ha faltado.

Dejarse el cabello blanco viene a ser un acto de autoconfianza y amor propio. La belleza de una melena blanca denota más que una edad, denota una mujer segura de sí misma. ¿Que piensan que eres la abuela de tu hija? ¡Pues que lo piensen! Entre más mujeres se dejen de teñir las canas, más se acostumbrará la gente y menos raro se verá.

Eso sí, el pelo gris o blanco también requiere sus cuidados y se puede lucir un pelo canoso con mucho brillo si sigues estos tips, ya sea que quieras ir dejándolo canoso poco a poco o, simplemente, cuidarlo.

Tips para cuidarse el pelo canoso y dejárselo gris poco a poco:

  • Si eres rubia, será un poco más fácil la transición. Opta por irte haciendo reflejos cada vez más claras. Usa productos que cuiden el cabello con canas como Shimmer Lights de Clairol o champú Blue Malva de Aveda, que ayudan a que el tono quede radiante y no cobrizo.
  • Usa productos que hidratan y suavizan el cabello como cualquier producto de Garnier que lleve aceite de Argan.
  • Si eres morena o castaña, ve a la peluquería y que ellos te empiecen a hacer mechas más claras. Es mucho más difícil transformar el color oscuro a claro con productos caseros, y es mejor que te lo haga un profesional. Una vez tengas reflejos más claros, poco a poco ve dejándote menos reflejos y más tus canas. Así, otra vez será menos brusco el cambio.

Espero que te atrevas si es lo que quieres y si ya te cansaste de darle al tinte. Si prefieres seguir tiñendo tu pelo, que sea porque te gusta a i, y que no sea por agradar a los demás.

Sígueme en mi blog bilingüe OnLifeAndHope.com para más inspiración.

Laura Carbonell

Laura Carbonell is a bilingual and bicultural language teacher in San Francisco, the place she calls home. Born into a family of writers, she enjoys sharing her vision of empowerment and motivation online. She blogs at Onlifeandhope.com