Qué es y cómo controlar la hipertensión

La hipertensión arterial es una enfermedad que se produce por el aumento de la presión en las arterias de forma constante. Una de las cosas más importantes que debemos tener presente es que se trata de una enfermedad silenciosa, es decir, que no genera síntomas claros que nos alerten.

Qué es y cómo controlar la hipertensión

Según el Texas Heart Institute, el 33% de la población de Estados Unidos sufre hipertensión arterial, lo que equivale a 78 millones de personas, de las cuales 16 millones no saben que la padecen.

A lo largo de su vida, los hombres son más propensos a sufrir hipertensión. Pero cuando la mujer ingresa en la menopausia, iguala las posibilidades de sufrirla, debido a la retirada de los estrógenos, encargados de proteger la salud cardiovascular femenina durante la etapa reproductiva.

Importancia de diagnosticar la hipertensión
La salud cardíaca debe ser controlada por un médico, ya que las consecuencias de una hipertensión no diagnosticada son peligrosas. Insuficiencia cardíaca y renal, accidente cerebrovascular, ataque al corazón y ateroesclerosis, son algunos de los problemas derivados de la presión arterial elevada no controlada.

Factores que contribuyen a su desarrollo
No hay un único factor que desarrolle la hipertensión arterial, pero sí varios que favorecen su aparición. Esto son algunos de ellos. Unos son controlables, otros no:

  • Antecedentes familiares.
  • Es más frecuente y más grave entre la población afroamericana.
  • Los hombres son más propensos a sufrirla y el riesgo aumenta con la edad. En las mujeres, a partir de los 55 años.
  • Fumar.
  • Ser diabético.
  • Ser obeso.
  • Consumir altos niveles de grasas saturadas y/o sodio.
  • Beber alcohol en exceso.

Lee también: Los mejores ejercicios físicos a partir de los 50

Qué es y cómo controlar la hipertensión

Cómo controlar la hipertensión
Lo que te decía antes: primero que todo, acude al médico. Un chequeo profesional podrá determinar si la padeces y qué medidas o medicación tomar para mantener una presión arterial estable y a niveles normales. Si te diagnostican, sé constante con la medicación y los chequeos (quizás te recomienden comprar un tensiómetro para poder controlarla en casa).

Si tienes la suerte de no padecerla, sigue las indicaciones del profesional en cuanto a rutinas y chequeos preventivos.

Entonces, primero cita médica. Luego, hay una serie de medidas que puedes tomar para reducir el riesgo y que están ligadas a llevar una vida más saludable.

  • Evitar la vida sedentaria. Se recomienda en especial el ejercicio aeróbico, incluyendo actividades tan simples como caminar, correr, nadar, bailar o andar en bicicleta.
  • Dieta sana para mantener un peso saludable. Evitar el consumo excesivo de grasas y alcohol.
  • No fumar
  • Tener cuidado con la sal, ya que sube la presión. Pero no solo se trata de alejar el salero de la mesa. Hay que chequear las etiquetas de los alimentos y bebidas, ya que algunos que ni sospechamos tienen altas cantidades de sodio.
Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.