5 Aficiones para mujeres de 50 ó más

“Me gustaría…”. Quitemos el condicional. ¿Tienes ganas de hacer algo nuevo? No lo dilates y anímate. Un nuevo pasatiempo puede sacarte de la rutina y brindarte todo tipo de beneficios. Por eso, si estás buscando una afición para tus ratos libres, aquí te sugiero cinco ideas.

5 Aficiones para mujeres de 50 ó más

¡A bailar! 
Quien se anima a la danza, es probable que no quiera dejarla. Bailar divierte, entrena el cuerpo y te ayuda a conocer gente. Si te tienta la idea, entonces solo resta ver qué ritmo va contigo. Tap, salsa, flamenco, tango, baile de salón, son algunas de las opciones.

Según el sitio Salud180, bailar genera numerosos beneficios: mejora el equilibrio, la coordinación, la postura y te hace más ágil, lo cual ayuda a evitar caídas. Además, beneficia al sistema cardiovascular, aumenta la flexibilidad y fortalece los músculos y huesos. Según estudios publicados por el New England Journal of Medicine, reduce en un 76% el riesgo de demencia. Y, por supuesto, están las famosas endorfinas que se generan con el ejercicio y dan sensación de bienestar y felicidad.

Aprende un idioma
Familiarizarse con una nueva lengua no siempre tiene que estar relacionado con lo profesional. Desafiarte a ti misma, aprendiendo algo nuevo que genere un reto intelectual, puede ser el motor para comenzar. Pero no hace falta estresarte intentando hablar chino. Puedes elegir un idioma que desde siempre te haya gustado como suena o bien apuntarte para mejorar una lengua que aún no manejas con fluidez. Y tienes la ventaja de poder tomar clases presenciales u online.

Esto no solo te servirá cuando viajes. Un estudio publicado por The Huffington Post indica que quienes aprenden una segunda lengua siendo mayores mantienen la agilidad mental por más tiempo. Otro beneficio asociado al aprendizaje de idiomas es un retraso de entre 4 a 5 años en el desarrollo del Alzheimer, en comparación con quienes hablan un solo idioma.

Así que, ya sabes: ¿Italiano? ¿Francés? ¿Alemán? Tú decides.

Lee también: La importancia de tener aficiones

5 Aficiones para mujeres de 50 ó más
Artesanías y manualidades
Aquí tienes un mundo por explorar. Puedes tomar un curso o simplemente bucear en la infinidad de tutoriales disponibles en YouTube. Te cuento algunos, pero hay cientos: restauración de muebles, diseño de joyas, artesanías con objetos reciclados, pintura, decoupage, velas. Inspírate con Pinterest: allí los usuarios suben fotos de sus propias artesanías. Fíjate si alguna técnica te llama la atención, investiga and DIY (Do It Yourself – hazlo tu misma).

Realizar manualidades mejora la creatividad y la concentración; también eleva el ánimo, ya que pone tu atención en un objetivo concreto, dejando las preocupaciones en un segundo plano. Y hay más: si realmente le tomas el gusto, hasta podría convertirse en un micro emprendimiento.

Únete a un Club de Lectura
¿Disfrutas leer? Sin duda es un pasatiempo que cultiva la mente, el espíritu, entretiene, abre la cabeza, nos hace conocer otros mundos y culturas; todo, desde la comodidad de un sillón.

Una opción para ampliar tu relación con la literatura es unirte a un club de lectura, donde encontrarás más gente como tú que disfruta del placer de leer. Podrás entablar relación con nuevas personas y debatir con pasión sobre cada texto. Vida social, libros y algo rico para picar suena perfecto, ¿no crees?

Crea una huerta
Cuidar las plantas puede ser más que podar las hojas secas. Si tienes una casa con jardín o patio, darle espacio al cultivo de frutas y vegetales funcionará como cable a tierra. No solo es un entretenimiento que contacta con la naturaleza sino que genera recompensa. Cultivando vegetales, frutas o hierbas aromáticas podrás consumir tus propios productos, que serán más sanos y no tendrán costo.

El sitio Veoverde.com afirma que cuidar una huerta casera es terapéutico, proporciona calma, nos hace sentir útiles y crea conciencia sobre el medio ambiente.

¿Lista para deleitarte con tomates y pimientos de tu jardín?

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.