Mercedes Soler reflexiona sobre la vida

Mercedes Soler es la reconocida periodista que presenta Realidades en Contexto, un programa televisivo enfocado al análisis de noticias, en CNN en Español. Anteriormente fue co-presentadora de Notimujer, también en CNNE. Ha sido nominada 15 veces para el Emmy por la Asociación Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión norteamericana, y ha ganado el prestigioso galardón cinco veces. En 2005, publicó el libro, Entre Nosotras de Mujer a Mujer, con otras cinco autoras, que fue superventas en inglés y español. Durante 18 años fue corresponsal principal y presentadora de Univisión. Está felizmente casada desde hace 28 años y vive en Miami con su esposo. Tienen dos hijos de 15 y 18 años.

Mercedes tuvo la amabilidad de hacer un inciso en su apretada agenda para responder por teléfono a nuestras preguntas, y estamos seguras de que sus respuestas servirán de guía a nuestras lectoras.

Entrevista con Mercedes Soler, sobre la vida y la madurez

Mercedes Soler © CNNE

Viva Fifty.- ¿Cómo te sientes en esta etapa de tu vida?
Mercedes Soler.- Yo me siento muy realizada. Todo lo que me he propuesto lo he logrado, y eso incluye balancear vida profesional y personal. Criar a mis hijos y ser feliz en un matrimonio, lo cual es una cajita de suerte. Puedes conocer a una persona tras cuatro años de noviazgo, como fue nuestro caso, pero el matrimonio es otro cuento. He tenido mucha suerte, me siento que sí que he logrado mis metas. En esta etapa de mi vida he sentido temor, soy más consciente de la mortalidad. Cuando eres joven sientes que tienes la vida por delante. Ahora soy madre de mis hijos, sí, pero también madre de mi madre. La tengo en mi casa. Es un desgaste emocional y físico. Esto es duro, porque ella siempre fue un pilar para mi, pero intelectualmente ya no es la misma. Sufre de demencia. Es muy difícil equilibrar esa parte de mi vida con el resto.

Viva Fifty.- ¿Cuáles son tus mayores retos y qué es lo que más disfrutas?
Mercedes Soler.- Ahora siento achaques de salud que he tenido que enfrentar poco a poco. Como dijo Bette Davis, “growing old is not for sissies”. Es difícil. Lo que sé en la mediana edad es que lo más importante no es lo físico ni lo material, son las experiencias y el amor. Mi mamá ha perdido muchas facultades pero no ha perdido el amor, me sonríe y me dice que qué bonita estoy. Eso vale un mundo Hace tres o cuatro años, cuando mi mamá llevaba viviendo años conmigo, tuvimos que desalojar su casa. Fue un proceso duro. Desmontar sus recuerdos, sacar una vida entera de su apartamento. Fue uno de los momentos más difíciles de mi vida. Quedé tan traumatizada que ya no quiero acaparar cosas. No me interesa tener un objeto, sino vivir el momento, la emoción y la experiencia. Eso es lo que he aprendido con los años.

Lee también: Giselle Blondet: Tengo 50, ¿y qué?

Viva Fifty.- ¿Qué le dirías a otras mujeres que cuidan así de un ser querido?
Mercedes Soler.- Al principio de cuidar a mi madre traté de hacerlo todo y el desgaste fue muy rápido y mucho. Mi recomendación es buscar ayuda lo antes posible, ceder el control. Yo ahora sigo siendo la supervisora, pregunto qué comió, cuándo lo hizo… Pero cuando además yo era la que le daba de comer y hacía todo, el desgaste físico y emocional para mí era increíble.  La opción era ponerla en un hogar para ancianos y para mi esa no es una opción. No juzgo a quien lo haga, pero para mí no lo es. Es un compromiso y tienes que vivir con él. Así que lo asumo buscando ayuda.

Viva Fifty.- Mirando atrás, ¿de qué logros estás más orgullosa – de los personales, profesionales o ambos?
Mercedes Soler.- Pues de ambos. No quiero tener modestia falsa. He trabajado mucho y los pequeños triunfos cuentan y valen y hay que disfrutarlos. Se mezclan los unos con los otros. Mi esposo y yo logramos un sueño que alimentamos desde que nos conocimos en una emisora de radio. Compramos recientemente dos emisoras FM. Cubrimos media docena de condados incluyendo Sarasota y Arcadia en Florida. Es es un logro personal, profesional, a muchos niveles. Como esposa y como profesional, me siento muy orgullosa de mi esposo y de nosotros como pareja. Nada se logra solo. Mi esposo después de ser durante décadas ejecutivo de radio, estudió y sacó un Masters para ser dueño de emisoras de radio, y aprendió una parte desconocida para él de los medios de comunicación: la parte operacional y de compra-venta. También, pues ver a mi hija graduarse de la secundaria Magna Cum Laude después de pasar por momentos difíciles, eso es un logro del que estoy muy orgullosa. Fue aceptada en dos universidades Ivy League, las mejores de los EE.UU. Ella al igual que mi hijo son mis proyectos de vida. Son muchas tardes de tareas, de ir a eventos. Así que el logro de mi hija es el mío y el de mi esposo. En ese sentido los logros profesionales y personales se unen. Yo he trabajado muy duro para sacar hacia adelante a mis hijos y además de eso les he tratado de enseñar una gran ética de trabajo.

Entrevistamos a Mercedes Soler, sobre la vida y la madurez

Mercedes Soler © CNNE

Viva Fifty.- ¿Consideras que hay discriminación hacia la mujer en el mundo laboral a partir de una cierta edad? ¿Ocurre también en el mundo televisivo y periodístico?
Mercedes Soler.- Claro que existe. Por supuesto que influye. Tanto el  hombre como mujer ha de ser telegénico. Sigue existiendo un doble estándar, una discriminación de género en todos los medios. No hay suficientes mujeres presidentas o cancilleres o miembros de la corte suprema o médicas. No creo que sea culpa nuestra. Tiene que ver con cómo las sociedades han planteado el crecimiento de los pueblos. Históricamente, las madres criamos a nuestros hijos, pero tenemos que enseñar a los hombres a valorar más a las mujeres. Y también enseñar a nuestras hijas a que  para vivir en un mundo de hombres hay que educarse y dejar atrás el miedo.

Viva Fifty.- ¿Cómo podemos combatir esto?
Mercedes Soler.- Sí se puede hacer mucho, pero yo creo que va a ser algo generacional. Nuestros hijos van a cambiar esta discriminación por edad o por género. Mientras tanto, debemos hablar y concienciar y empoderar y decirles a las mujeres que luchen hasta el final. No podemos rendirnos. Es cuestión de tener perseverancia.

Viva Fifty.-  ¿Cómo te cuidas para verte y sentirte bien?
Mercedes Soler.-  Yo llevo tres años luchando con dolor crónico a diario, las 24 horas del dia. Y lo combato con disciplina. Hay que tener una voluntad mental muy fuerte. Llevo una dieta muy regimentada que no causa inflamación. que cuida los niveles hormonales, las vitaminas y minerales. Bebo agua y té verde casi exclusivamente. No consumo carnes rojas, y sí muchos vegetales o verduras. Cero azúcar … y más o menos he ido enfrentando una situación que es mía y que bueno, a todo el mundo le toca a algo, y a mí me ha tocado esto. Sólo espero que aparezca un remedio. Fue algo paulatino que tiene que ver con la espalda y los genes. Pero bueno, es la vida, cada uno lleva su propia cruz. La opción a los dolores y a los problemas es estar muerta.

Viva Fifty.-  ¿Qué te queda por hacer aún que todavía no has cumplido?
Mercedes Soler.- Pues mira, tengo una ilusión. Y es algo muy simple. Me hace ilusión hacer un safari africano. Es algo que he querido hacer desde hace años. Si lo logro, significara que tengo menos dolores. Esa es la luz al final del túnel.

Viva Fifty.-  ¿Cualquier consejo para las lectoras de Viva Fifty que tienen por lo general entre 45 y 65 años?
Mercedes Soler.- En estas décadas puede aparecer la desilusión, pero a menudo no tiene que ver  con una situación externa sino con nuestra condición física. Las mujeres tenemos que cuidar más nuestros cuerpos, el cómo nos alimentamos, y vigilar nuestras hormonas. Cuando una mujer pasar por la menopausia, le bajan los niveles de estrógeno, y le entra melancolía, depresión … Eso puede ser suficiente para estar mal con la vida. Vayan al médico, cuiden su salud.

En la mediana edad pues estás, eso, en la mitad o más de la vida. Mi madre decía que quería llegar a los 100 años y pedir prórroga, pero al ver ahora a mi madre he comprobado que a partir de los 80 ya se empieza a fallar bastante. Así que cuando llega la menopausia, llega también la reflexión. Es un momento de la vida en que hay que realmente batallar una guerra interna contra una misma en muchos aspectos, ya sean físicos o emocionales o ambos. Pero cuidándonos bien, podemos afrontarla con dignidad.

Viva Fifty

Viva Fifty! is an online bilingual and multicultural community that celebrates your best age. Midlife and beyond.