Cuidar los pies en la mediana edad

Cuidar los pies en la mediana edad

Es importante cuidar de los pies, sobre todo en la mediana edad. Lo cierto es que para ser una parte tan esencial de nuestro cuerpo, a menudo los olvidamos e incluso los tratamos mal. Nuestros pies nos permiten estar de pie, caminar, correr, saltar, y mantener el equilibrio. Debemos de cuidar por ello sus músculos, tendones y ligamentos. Además, en nombre de la moda, nos ponemos zapatos demasiado estrechos, con demasiado tacón, o de mala calidad. Y luego está el que nuestros pies cambian con la edad. Según vamos cumpliendo años, se rebelan contra la tortura a la que los hemos sometido. Y luego, pues nos duelen, nos salen juanetes, y en fin, ya sabes a qué me refiero. Si te duelen los pies, es como si te doliera el alma.

Yo misma he abusado de mis pies haciendo todo lo anterior. Durante mi época de corredora, pues usaba unas ténis que no eran las más adecuadas. Luego me dediqué a hacer senderismo también sin el calzado correcto. El resultado fue que desarrollé fascitis plantar. Es una inflamación  de los ligamentos y la fascia que hay en la planta del pie. Me dolía muchísimo el arco del pie, y me costaba trabajo caminar.

Desde entonces pongo mucha atención al tipo de calzado que llevo para cada actividad. Y además cuido mis pies siguiendo ciertas pautas cada día, que espero que te ayuden a cuidar los tuyos. Aquí comparto contigo mis tips.

Lee también: Cuidado de los dientes a partir de los 45 años

Cuidar los pies en la mediana edad

Llevar zapatos de la talla correcta: Procura que te midan los pies en una zapatería, y cuando compres zapatos, que sean de tu talla. No todos los modelos ni todas las marcas tienen el mismo tallaje. Compra zapatos de cuero, de buena calidad. Permiten que tu pie respire y además se amoldarán a tu pie. Suelen ser más caros, pero merece la pena la inversión. Es importante tener un buen soporte en el arco del pie.

Llevar los calcetines adecuados: Procura evitar los calcetines de sólo algodón. Absorben el sudor y tardan en secarse, lo cual causa ampollas. Cuanto más tiempo tengas los pies húmedos, tienes más posibilidades de contraer pie de atleta y otras afecciones con hongos. Yo uso calcetines de lana Merino que sirve para el frío y el calor. Además son cómodos y protegen.

Usa lubricantes para los pies en verano: Puedes utilizar lubricantes tipo Body Glide o manteca de cacao en la superficie superior de los pies. Así evitarás las rozaduras. Ponte zapatos distintos cada día. Los zapatos deben airearse y secarse antes de volvértelos a poner.

Ponte crema para los pies: Después del baño o ducha, aplícate una crema de pies como Eucerin Intensive Repair Foot Cream. También puedes aplicar vaselina o manteca de cacao y luego ponerte calcetines antes de dormir.

Hazte la pedicura: Hazte la pedicura con regularidad. Mantén las uñas de los pies cortas. Además de que se ven mejor, si las dejas crecer, se pueden poner negras y caerse si frotan contra el zapato.

Evita los tacones finos: Sé que esto no te va a gustar, pero es mejor que limites el uso de tacones altos y finos. Son preciosos y muy sexy, pero llevar tacón alto con frecuencia acorta los músculos de las pantorrillas.

Elige calzado cómodo: Hoy día hay muchas marcas que diseñan zapatos bonitos y también cómodos. Por ejemplo, Pikolinos, Tsubo, Camper, Ecco, El Naturalista.

Estos tips te ayudarán a mantener tus pies saludables y cómodos. Si tienes algún otro tip, me encantaría saberlo.

Laura Carbonell

Laura Carbonell is a bilingual and bicultural language teacher in San Francisco, the place she calls home. Born into a family of writers, she enjoys sharing her vision of empowerment and motivation online. She blogs at Onlifeandhope.com