5 Tips para ponerte en forma para el verano

¿Qué significa ponerse en forma? Para algunos es eliminar rollitos de la cintura, para otros es iniciar un entrenamiento para sentirse y verse mejor. Cualquiera que sea el caso, comprometerse a seguir un estilo de vida saludable es el primer paso. Llevar una alimentación sana y hacer ejercicio físico son los dos pilares del bienestar. ¿Cómo equilibrar lo que comemos y lo que nos movemos? Revisa estos tips para ponerte en forma y ser constante.

5 Tips para ponerte en forma para el verano.
Foto: Pexels

1- Desayunar y comer snacks saludables
Si hay algo que hay que tener en claro es que nunca debes dejar de comer para bajar de peso. Por eso, el primer paso es desayunar. Mucha gente se lo saltea, pero es fundamental para empezar el día con energía y llegar al almuerzo con el apetito bajo control. Los snacks saludables son la segunda estrategia. ¿Sientes ansiedad entre comidas? Ten a mano una manzana, una banana, un puñado de frutos secos o cereales sin azúcar. De esta manera, te sentirás satisfecha y evitarás atracones.

2- Beber agua y consumir alimentos sin procesar
Ni comer un determinado alimento ni beber agua te hará adelgazar per se. Lo que sí te ayudará a bajar de peso y sentirte mejor es hacer cambios en la dieta diaria. Reemplaza (o al menos reduce) el consumo de refrescos, bebidas azucaradas y alcohol por agua y jugos naturales. Del mismo modo, opta por comidas caseras y lo menos procesadas posibles. Por ejemplo, pollo al horno en lugar de nuggets. De esta forma, le quitas a tu alimentación exceso de grasas, azúcares y sodio. Incluso los alimentos fritos son más saludables cuando los fríes en tu propio aceite.

3- Hacer un plan de alimentación
Además de ayudarte a comer mejor y alcanzar tu peso ideal, organizar las comidas te hará ahorrar tiempo y dinero. Créeme: solo es cuestión de sentarse una vez por semana y armar un plan de almuerzos, cenas y snacks saludables. Esto te permitirá ver el menú completo y evaluar que haya un poco de todo: carne, pollo, pescado, legumbres, verduras, frutas e hidratos de carbono. Sí, hidratos de carbono. Hay que comer de todo… en su justa medida. Armando un plan, vas a la tienda un solo día y evitas comprar de más.

4- Dejar descansar el coche
¿Qué tal si le das un respiro al coche? Si tienes que recorrer distancias cortas, ya tienes la excusa perfecta para empezar a entrenar. Porque entrenar no siempre significa levantar pesas o hacer mil abdominales. Cuando llevas una vida sedentaria, empezar de a poco te ayudará a ser constante. Caminar es buen comienzo o, si te animas, montar en bicicleta. Es un entrenamiento gratuito que además te hará ahorrar dinero en gasolina y contaminar menos. Genera endorfinas y quema calorías. A cualquier edad, ¡no hay mejor plan que mantenerse activo!

5- Añadir tu entrenamiento a tu agenda
Si quieres entrenar y ver resultados, hace falta compromiso. Y nadie dice que sea fácil. Anotar en tu agenda los días y horarios en los que vas a entrenar es una buena estrategia. Como si fuera una cita médica o una cena entre amigas, tomarlo como una de las tareas diarias evita olvidos o hacer otros planes. Una vez al día, tres veces por semana, una hora o media hora… eso lo decides tú. Pero agéndalo o ponte un recordatorio.

Lee también: Las 5 mejores rutinas de ejercicio a partir de los 50 años

Ponerse en forma para la época del traje de baño requiere hacer cambios en el estilo de vida para mejorar la salud y el bienestar físico. #ponerseenforma #ejercicio #salud


Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.