Beneficios físicos y emocionales del deporte pasados los 50

Physical and emotional benefits of exercise after 50

Incluso si nunca en tu vida has hecho ejercicio, no hay razón para no comenzar ahora. De hecho, el ejercicio cobra mayor importancia cuando te acercas a los 50, porque a partir de esa edad nos volvemos más propensos a padecer problemas de salud, enfermedades crónicas y depresión. Mantenerte activo y hacer actividad física regularmente ayuda a lidiar con el paso del tiempo. Aquí comparto contigo los principales beneficios:

Reduce enfermedades crónicas
La diabetes y las enfermedades cardiovasculares son dos de las patologías que más vidas se cobran entre las mujeres mayores de 50 años en Estados Unidos. Y sucede que ambas están muy relacionadas con el estilo de vida. Esto significa que comprometiéndote a hacer ejercicio y llevar una alimentación saludable, puedes prevenir su aparición o incluso revertirlas si ya las padeces. También existen algunos tipos de cáncer que podrías prevenir haciendo actividad física. La mayoría de los médicos recomiendan 30 minutos de ejercicios cardiovasculares por día, al menos cinco veces por semana.

Lee también: ¿Por qué correr después de los 50 años?

Beneficios físicos y emocionales del deporte pasados los 50

Cuida la salud mental
El paso del tiempo juega un rol importante en la salud mental. Con los años puede aparecer el síndrome del nido vacío y quizás perdamos a algunos seres queridos. Tal vez descubramos que las distracciones, la vida social y las ocupadas jornadas de trabajo son cosa del pasado. Por sorpresa, cuando la gente se retira e intenta encontrar una manera útil de disfrutar su tiempo libre, puede acabar sufriendo depresión. El ejercicio físico libera endorfinas, conocidas por ser “las hormonas de la felicidad”, que ayudan a mantenerse relajado quitando tensiones y estrés. Por este motivo, la gimnasia es una excelente actividad para combatir la tristeza.

Fortalece los huesos
El ejercicio físico contribuye a mejorar la densidad ósea, algo fundamental al momento de prevenir y tratar la osteoporosis. Además, estar en forma te ayuda a tener más equilibrio, fuerza y coordinación, lo que reduce las posibilidades de sufrir una caída con la consecuente fractura de huesos y demás problemas óseos y musculares. Los ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas, son tus mejores aliados para tener huesos sanos pues te obligan a trabajar en contra de la gravedad y esto contribuye al fortalecimiento óseo. Si bien ejercicios como la natación y andar en bicicleta son buenos para el corazón, no harán mucho por tus huesos.

Mejora la calidad de vida
Entre todos los beneficios que genera el ejercicio físico regular, hay uno que ocupa el primer puesto por lejos: una mejor calidad de vida. Te sentirás más feliz, saludable, seguro y menos estresado. Es una actividad maravillosa porque mantiene tu cuerpo y tu mente activos y fuertes. Incluso puede ser positiva para tu vida social si, por ejemplo, decides entrenar con un amigo o te apuntas a clases grupales en tu gimnasio más cercano.

Nota del editor: asegúrate de hacer una consulta con tu médico antes de comenzar cualquier tipo de entrenamiento, sobre todo si tienes alguna patología preexistente o algún problema de salud.

Shayne Rodriguez Thompson

Shayne is a freelance lifestyle writer with expertise in all things parenting, food and travel. She regularly contributes at MamasLatinas.com, CruiseCritic.com, independenttraveler.com and familyvacationcritic.com. Her career has allowed her to live out her passions while she raises her young family.