Cómo ser feliz en 5 sencillos pasos

Cómo ser feliz en 5 sencillos pasos

Todos queremos ser felices. Pero a menudo relacionamos esto con tener dinero. Soñamos con ganar la lotería, volvernos millonarios y ser felices para siempre.

No soy rico. Ni siquiera estoy cerca de ser una persona adinerada. Pero he adaptado mi vida para vivir lo que yo considero una buena vida. Soy feliz. Por supuesto, muchas veces me serviría tener algo más de dinero, en especial cuando se avería el aire acondicionado o se acerca el cumpleaños de uno de los niños. Aún así, no me puedo quejar. ¡La vida es maravillosa! Estas son cinco cosas que he hecho para ser más feliz, sin dinero de por medio.

  1. Dejar de comprar. Sí, sé que parece una locura. Pero piénsalo por un momento. Pasamos nuestro tiempo libre visitando el centro comercial, las tiendas departamentales, mirando basura en Amazon. Si te propones eliminar el deseo constante de comprar cosas, encontrarás la felicidad.
  2. Hacer las cosas que haría si fuera rico. Tiempo atrás me pregunté a mi mismo: ¿qué me gustaría hacer si el dinero no fuera un impedimento? La respuesta fue escribir. Escribiría ficción, que es lo que hago y vengo haciendo desde hace al menos una década. La otra cosa que vino a mi mente fue viajar. Bueno, tengo niños en edad escolar, así que aunque tuviera un poco más de dinero, no podría simplemente sacarlos de la escuela para irnos de viaje a cada rato. Lo que hacemos es ahorrar para las vacaciones de verano e invierno y hacer viajes que podemos solventar. De momento, vamos bien.

Lee también: 50 Motivos por los que merece la pena vivir

Cómo ser feliz en 5 sencillos pasos

  1. Renovar el hogar. No hablo de ponerse a levantar pisos, cambiar los muebles o agregar columnas de oro en la entrada de tu casa. Hablo de limpiar y ordenar. Añádele un poco de estilo a tu hogar, pinta las paredes, compra algunas pinturas o adornos en una tienda de usados, planta un par de árboles o flores -lo que funcione para ti. Haz de tu hogar un lugar donde quieras estar, no solo una caja que usas como refugio.
  2. Aprender a cocinar. No estoy bromeando. ¿Estás comiendo muchos alimentos procesados o precocidos? ¿Qué cenaste en la última semana? Si todo ha sido muy soso y rutinario, entonces es hora de hacer un cambio. Todos amamos comer. Y todos amamos comer afuera, ir a un bonito restaurante y comer pulpo, costillas de cerdo asadas o ceviche. ¿Por qué no preparar estos platos tú mismo? No digo que lo hagas a diario, porque todos tenemos vidas ocupadas. Pero sí puedes dedicar un par de días a la semana a cocinar algo especial. Haz que la cena sea un verdadero acontecimiento. Invita algunos amigos. ¡Disfruta!
  3. Apagar la televisión. Una de las cosas que nos hace sentir más infelices es ver cómo viven los demás. Vaya si lo noto en Facebook todo el tiempo. Todos tienen una vida extraordinaria. No tiene nada de malo, pero es inevitable comparar. El pasto siempre es más verde del otro lado de la cerca, ¿no? ¿Y las noticias? Mejor ni hablemos. En vez de mirar televisión, diviértete en familia con juegos de mesa, juega con un balón en el patio, visita a tus amigos, ve al cine. Cualquier cosa es mejor que la televisión.

Pero si tu idea de felicidad es conducir un Lamborghini y navegar un yate en Saint Barths, por favor, ¡llévame contigo!

Phillippe Diederich

Phillippe Diederich is a bilingual author and photographer born in the Dominican Republic and raised in Mexico City and Miami. His photography has appeared in The New York Times, Time magazine, U.S. News and World Report and other national publications. Phillippe's novels Sofrito and Playing for the Devil's Fire are both published by Cinco Puntos Press. He is the recipient of a PEN/Phyllis Naylor Working Writer Fellowship and the Editor-in-Chief of Viva Fifty!