4 Ejercicios para mejorar la memoria

El cerebro es como un músculo: hay que ejercitarlo para que no se atrofie. Y con el paso del tiempo, mucho más. Durante los años de perimenopausia y menopausia se puede experimentar pérdida de memoria, pero esto tiene algo en común con los sofocos: superada esta etapa, todo se estabiliza. La diferencia está en que los calores se van, pero la memoria puede verse afectada por otro factor: ¡la edad!

4 Ejercicios para mejorar la memoria

Así que por una cosa o la otra e incluso si no notas que tu memoria esté fallando, no hay dudas que merece la pena ejercitarla. Todos aspiramos a tener una vejez con salud física, pero también con la mayor lucidez mental posible. Comienza ahora, sin importar tu edad, porque siempre es una buena idea tener el cerebro bien despierto.

  • Primero, comparto contigo este test. De una manera divertida podrás evaluar cómo andas en esto de recordar cosas. Si te sale un resultado bajo, no desesperes y lee los consejos que te dan para memorizar mejor las imágenes. Hazlo de nuevo con ese truco y parte de allí para saber cómo está tu memoria. Abajo de todo figura una opción para elegir el nivel. Es bastante entretenido así que puedes tomarlo como una forma de ejercicio diario e ir evaluando las mejoras.
  • Juegos de mente. Sudokus, crucigramas, palabras cruzadas, ajedrez y hasta el buscaminas, todos ellos además de ser entretenidos, son excelentes para el cerebro, la agilidad mental y la memoria. Además, los puedes hacer en casi cualquier lado, desde una aplicación de tu teléfono, online desde tu computadora o incluso de la forma tradicional, con una revista de papel y un bolígrafo en mano.

Lee también: Nunca es tarde para aprender nuevas habilidades

4 Ejercicios para mejorar la memoria

  • Desafía a tu cerebro. Estar sentado en el sofá mirando televisión le da a tu cuerpo lo mismo que a tu cerebro: ¡ningún beneficio! Claro que podemos ver nuestra serie favorita, pero pasar muchas horas frente a la pantalla no le genera ningún tipo de desafío a la mente y eso puede incrementar la pérdida de memoria. Otra razón para huirle al sofá es que el sedentarismo puede generar hipertensión y ésta, a su vez, afecta la memoria. ¿Cómo puedes desafiar a tu cerebro y ponerlo activo? Leyendo textos complejos, aprendiendo un nuevo idioma, intentando recordar listas o datos como teléfonos y direcciones, etc.
  • Mirar fotografías. La cosa no es ponernos nostálgicos, así que busca fotos (cuanto más viejas mejor) que te traigan buenos recuerdos e intenta pensar cuándo fueron tomadas, dónde y en qué circunstancia. Por ejemplo, si tienes una foto de tus compañeros de escuela puedes intentar recordar sus nombres, dónde vivían, cómo eran sus padres o los rasgos de su carácter. Esto hará que tengas que hacer un esfuerzo mental y recordar información, como abriendo antiguos cajones olvidados en tu cerebro que se reactivarán al hurgar en ellos.

Mantener hábitos de vida saludables, como una dieta balanceada, no fumar ni excederse con el alcohol, hacer gimnasia y dormir bien, también ayuda a la memoria.

Prueba estos sencillos ejercicios y le estarás dando a tu cerebro una cuota extra de lucidez.

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.