6 Cosas enriquecedoras que hacer mientras encuentras al amor de tu vida

6 Cosas enriquecedoras que hacer mientras encuentras al amor de tu vida

Foto- Pexels

Encontrar el amor de tu vida no siempre es un camino fácil. Mientras algunas personas se casan con sus compañeros de colegio y viven felices para siempre, otros pasan por decepciones y frustraciones, una tras otra. Y también está quien vive feliz sin pareja, porque nadie ha dicho que estar soltero y feliz tenga pena de cárcel.

Lo que sigue está destinado a los del segundo grupo, quienes queremos encontrar el amor pero nos topamos una y otra vez con la frustración y el desencanto. Como si el destino nos dijera “¡Todavía no es el momento!”, pero insistimos, porque así es la vida.

¿Has tenido malos días? De esos en los que dices frases como: “No hay hombres”, “Son todos iguales”, “No hay quien valga la pena”, “Toda la gente que conozco está en pareja”. A que sí. ¿Has mirado bodas de amigos y famosos pensando ‘por qué a mí no’? Pasa. Comparar es malo y las redes sociales no nos lo ponen fácil.

Un día, hace un tiempo, me di cuenta que había pasado varios días desanimada, un poco angustiada, porque el amor y yo parecemos no llevarnos bien. Tras esos dos o tres días de tristeza, me di cuenta que algo iba mal y no era el amor. Estaba dejando de hacer cosas por sentirme mal. Y la vida pasa. Esta frase será pasado cuando termines de leerla. Me di cuenta que estaba perdiendo minutos de vida sintindo pena de mí misma y regocijándome en un dolor que tampoco tenía tanta razón de ser. Ahí es cuando me dije que no podía seguir haciéndome eso. Tenía que aprovechar la vida, sin importar si tenía o no pareja.

Si lo piensas, es lo más lógico. Estar solo puede tener sus contras, pero, ¿y las ventajas de hacer lo que te viene en gana, sin adaptarte a las necesidades y horarios de alguien más? Así que, de eso se trata, de aprovechar el momento. ¡Olvídate del estado civil! Está bien tener un mal día, pero no dejemos que sea la norma. Por eso quiero compartir contigo algunas cosas que puedes hacer mientras esperas al amor de tu vida y, quizás… ¡encontrarlo en el camino!

Lee también: 5 Películas de amor entre personas maduras

6 Cosas enriquecedoras que hacer mientras encuentras al amor de tu vida

Foto- Pexels

Hacer cursos
Estudiar algo que te interesa te permite adquirir nuevas habilidades para el trabajo o la vida. Cocina, arte, enología, diseño web, idiomas… la lista es súper amplia. Pueden ser cursos online o presenciales, pero ya que estamos a la espera de que Cupido mejore la puntería, pues ve a uno presencial. Lo importante es que sea algo que te guste, porque si solo vas al curso esperando encontrar al amor de tu vida y resulta que todas personas de otra edad o simplemente no hay nadie interesante, al menos ¡que el conocimiento adquirido te satisfaga!

Bailar
¡Sí! Bailar mejora la salud física y emocional. Mientras tu cuerpo se beneficia de elongar y tonificar, las endorfinas te mejoran el ánimo. Ni siquiera hay que saber bailar, de hecho ese el punto. Cuando vas a clases de baile, nadie anda señalando con el dedo a otro porque tiene menos ritmo o coordinación. Todo es práctica. Clases de rock, salsa, tango, zumba… busca lo que te entusiasme más y pásate un buen rato bailando. ¡Saldrás feliz!

Meditar
Tal vez mover las caderas no vaya contigo. Una opción, entonces, es practicar meditación. Puede ser la tradicional que te imaginas, en posición de loto, pero también hay disciplinas que permiten potenciar tu salud física y mental en movimiento, como el yoga o el tai chi. También el mindfulness, una disciplina para estar consciente en el presente, que cada vez suma más adeptos. Menos estrés y aumento de la felicidad son solo algunos de los beneficios de la meditación.

Viajar
Claro que viajar te permite conocer gente, pero si esto no ocurre, sigue siendo una experiencia maravillosa. Visita ciudades cercanas o crúzate el océano, según tus posibilidades. Lo rico de viajar no depende tanto de los kilómetros recorridos sino de descubrir otras costumbres, otra gastronomía, otro ritmo de vida. Haz tu maleta, toma tu cámara y disfruta de nuevos paisajes y sabores.

Ayudar en tu comunidad
Participar de actividades solidarias de tu comunidad es un servicio al prójimo y una forma de mejorar un poco el mundo. Además de la satisfacción de haber hecho tu aporte, socializas y puedes hacer nuevos amigos.

Agradecer
Esto no implica contacto social, pero sí es un buen ejercicio cuando el ánimo nos juega una mala pasada. Toma un cuaderno y anota cada día las cosas por las que estás agradecida. Puede que el amor romántico esté ausente, pero hay personas, trabajos y momentos por los que estar agradecida.

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.