Tips para perder la grasa en la barriga en la mediana edad

Tips para perder la grasa en la barriga en la mediana edad

Piensa en ejercicios populares, de esos que toda rutina de gimnasia incluye. Sí, apuesto a que los abdominales vinieron a tu mente. Y se suele sufrir haciéndolos, pero ahí vamos de nuevo, arriba y abajo, arriba y abajo, cuello relajado y ahora de costado. ¿Por qué la gente hace abdominales? ¿Porque son buenos para fortalecer el abdomen y así tener un mejor soporte para la columna? No. Es por la barriga, panza, guata, vientre, como prefieras llamarle. Existe la idea de que los abdominales son la gran solución para la grasa en la barriga, pero esto no es tan así.

La grasa abdominal parece luchar cabeza a cabeza con la celulitis y las estrías en la lista de, llamémosle, imperfecciones que las mujeres e incluso los hombres quieren combatir. Pues bien, habrá que hacer algo al respecto. Sobre todo porque las estrías y la celulitis son más un tema meramente estético, pero la grasa abdominal va más de la mano de la salud (aunque nos importe por cómo luce, tú me entiendes).

De hecho, el diámetro de la cintura es uno de los indicadores de riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. Y a esto se le suma que, pasados los 40, los cambios hormonales favorecen el aumento de peso.

Pero como te anticipé, la buena noticia es que no te diré que hagas abdominales como si fuera la única forma de perder grasa de la barriga. Ayuda, sí, pero hay otros tips mucho más eficaces para reducir tu cintura.

Lee también: Menopausia y sobrepeso: cómo adelgazar en esta etapa

Tips para perder la grasa en la barriga en la mediana edad

Cambios en la alimentación

  • Prefiere las harinas integrales sobre las harinas blancas.
  • Reduce el consumo de carnes rojas y embutidos y en su lugar opta por pescado o carnes magras (pollo, conejo).
  • Incorpora a tu dieta frutos secos, semillas, legumbres, aceite de oliva y aguacate: contienen grasas saludables que generan saciedad.
  • Aumenta el consumo de alimentos frescos y comidas caseras en lugar de alimentos procesados, pues suelen ser altos en azúcar, sal y grasas saturadas.
  • Intenta consumir al menos una ración de verduras a diario.
  • Come frutas y verduras rojas, naranjas y amarillas: contienen vitamina C que ayuda a reducir el cortisol, la hormona del estrés que nos hincha.
  • Elige siempre productos descremados y bajos en calorías.
  • Regula el consumo de alcohol, ya que el exceso incide directamente en la grasa abdominal.
  • Toma un vaso de agua con limón en ayunas, además de eliminar toxinas, genera sensación de saciedad.
  • Desayuna y no te saltes comidas. Lo ideal es comer cada 3 horas, en cantidades moderadas, para que el metabolismo no se ralentice.
  • También puedes hacer una consulta con un nutricionista para que te facilite una dieta equilibrada y baja en grasas.

Ejercicio físico

  • Haz 30 minutos de ejercicio todos los días: caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta o  ejercicios aeróbicos.
  • Prueba con el yoga tres veces por semana, es una gran opción para reducir la cintura, entre otros beneficios físicos y emocionales.
  • Realiza algún ejercicio de fuerza, como pesas, Pilates, flexiones o… ¡abdominales! Esto quema grasa y acelera el metabolismo.
  • El ejercicio físico ayuda a tener mejor ánimo, y si tienes mejor ánimo, no te consuelas comiendo.
Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.