Cómo comer sano cuando tienes poco tiempo

Cómo comer sano cuando tienes poco tiempo

Unos días antes de escribir esta nota que estás leyendo, tuve una revelación. Llegué a mi casa tarde sin haber cenado: no había sobras y no tenía energía. Cociné una hamburguesa en 10 minutos, abrí una lata de ensalada rusa y listo.

Aun con todo, no fue una comida del todo mala… al menos la hamburguesa me la cociné yo y bueno, la acompañé con verdura. No suelo pasar por este tipo de apuros gracias a ciertas estrategias que uso, pero esto que te cuento me hizo detenerme y pensar: ¿cuánta gente hace algo así todos los días tomando lo primero que encuentra? Posiblemente mucha.

Llegar tarde por trabajo o estudio, tener poco tiempo entre la oficina y la familia, comer al paso en medio de reuniones u optar por cualquier cosa solo porque no se te ocurre qué hacer de cenar. ¿A quién no le ha pasado? Por eso, combatamos la tentación del fast food. Se puede. Te lo aseguro.

Planificar
¿Qué comemos hoy? La temida pregunta de la tarde. Y la desesperación irrumpe en los hogares cada día, ante mentes en blanco que no entienden como ninguna de las 200 recetas del libro de cocina que alguna vez compraron, sirve en ese momento de vacío culinario.

¿Mi tip? Planifica todas las comidas de la semana con anticipación. El fin de semana, por ejemplo, anotas y piensas los platos para la semana siguiente. En mi casa hacemos eso y ha sido una verdadera solución al problema de no saber qué cenar. Si planificas, comes mejor, más variado y… ¡es más fácil controlar tu peso!

Además, haz una lista de lo que necesitarás. Esto te permite ir una sola vez a hacer las compras, enfocándote en lo que utilizarás para las comidas de la semana: ahorras tiempo y también dinero, ya que compras lo que necesitas, no lo que quizás, tal vez, quien sabe vayas a usar.

Also Read: Las mejores recetas vegetarianas

Cómo comer sano cuando tienes poco tiempo

Cocinar
No siempre cocinar implica estar tres horas en la cocina picando cebolla. Claro que hay comida envasada sana, pero lo bueno de lo hecho en casa es que sabes lo que le estás poniendo, puedes regular las porciones, la sal, el azúcar, los aderezos, el aceite que usas… todos esos pequeños detalles que marcan la diferencia entre un plato saludable y uno que engorda y perjudica la salud.

¿Cómo gastar poco tiempo en la cocina? Bendita Internet. En la web hay miles y miles de recetas de comidas fáciles y sanas que puedes tener listas en media hora.

Cocinar… doble
Una costumbre que tenemos en mi casa es la de cocinar de más. Que sobre, sí, porque las sobras son lo mejor que te puede pasar cuando tienes poco tiempo. Entonces, suponte que hay pollo con papas… ración doble. Pero, oye, sin caer en la trampa de terminar cenando por dos.

Consejo: termina de cocinar y divide las porciones entre los platos de la cena y los recipientes para llevar el almuerzo al día siguiente. Así, tendrás un almuerzo casero y listo con el mismo esfuerzo de hacer una cena.

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog “La entrada al cine” y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.