Sarasota, Florida: mucho más que una ciudad costera

Quieres volar a Florida para pasar unas bonitas vacaciones familiares. Disfrutar durante una semana del clima cálido, relajarte en sus bellas playas, jugar al golf. La playa es una gran opción para un par de días… pero sentarse bajo el sol y vegetar por horas puede llegar a tornarse aburrido.

Necesitas acción. Necesitas restaurantes geniales. Necesitas museos. Necesitas entretenimiento. Necesitas Sarasota.

Sarasota, Florida, has a lot more to offer than just beaches

Siesta Key Beach, Sarasota © Phillippe Diederich

Qué esperar. Según la U.S. Census Bureau, en 2013, el condado de Sarasota tenía una población estimada de cerca de 400.000 habitantes, pero la ciudad de Sarasota solo tiene 50.000. Estos números aumentan radicalmente durante la temporada alta, que comienza el Día de Acción de Gracias y culmina en Pascua. Esta radiante ciudad se sitúa en la costa oeste de Florida, a una hora de Tampa. Las playas son fabulosas. En 2011 y 2017, Dr. Beach nombró a Siesta Beach como la playa N° 1 de Estados Unidos y, antes de alcanzar ese honor, siempre estuvo entre los primeros lugares, gracias a su arena blanca que parece extenderse en lo profundo del mar.

Sí, Sarasota tiene playas: Siesta Beach, Lido Beach, Caspersen Beach (también conocida como la playa del diente de tiburón, por la cantidad de fósiles de dientes de este animal que puedes encontrar en la arena). Pero quieres más.

Turismo en el centro de la ciudad. ¿Qué tal visitar el famoso John & Mable Ringling Museum? Allí se alberga una extensa colección de arte con más de 10.000 piezas, incluyendo trabajos de artistas como Peter Paul Rubens y Marcel Duchamp. Además, el área del museo guarda la magnífica herencia de los últimos años de John Ringling, del famoso circo. Puedes recorrer su casa frente a la bahía y visitar el Circus Museum.

Si viajas con niños pequeños, tal vez quieras hacer una parada en Sarasota Jungle Gardens, un pequeño zoológico con aves y reptiles, decorado con un peculiar estilo que recuerda a los años ‘50. También puedes visitar el Mote Marine Laboratory, que quizá no se compare con los acuarios de Georgia o de la Bahía de Monterrey, pero funciona como un laboratorio y puedes ver cómo los científicos trabajan con delfines o manatíes.

Lee también: Ventajas de viajar solo después de los 50 años

Ringling Museum of Art

Courtyard of Ringling Museum of Art © Phillippe Diederich

Sarasota también tiene una compañía de ballet, una orquesta y una ópera que se presentan en un histórico teatro de 1926. En el área metropolitana de Sarasota hay tres teatros y una sala de cine arte en Burns Square, una bonita zona de casitas estilo mediterráneo donde se han abierto tiendas, restaurantes y galerías.

Opciones gastronómicas para todos los gustos. La zona céntrica de Sarasota es un interesante lugar para recorrer, con su Farmer’s Market los sábados por la mañana, variedad de tiendas y elegantes bistró. Pasea por Main Street, descubre las galerías de arte y siéntate a tomar algo en alguna de las numerosas cafeterías cosmopolitas: encuentra el estilo francés en C’est La Vie, sabores italianos en Café Amici, deléitate con sushi en YUME, disfruta la gastronomía peruana en Selva Grill, visita Two Señoritas para una comida mexicana u opta por Barnacle Bill´s si quieres mariscos. Y la lista sigue.

Si buscas hacer compras de lujo, deberías conducir hasta St. Armand’s Circle, donde encontrarás de todo, desde Tommy Bahamas hasta Flip Flop Shop, además de exclusivas propuestas gastronómicas.

Algunos de los restaurantes más nuevos e innovadores de Sarasota son Owen’s Fish Camp, que ofrece unos mariscos geniales en medio de un ambiente funky al estilo de la antigua Florida; también tienes a Social on First si deseas degustar comida ítalo-americana preparada con ingredientes orgánicos en una atmósfera moderna; Nancy’s Barbecues es famoso por sus carnitas de cerdo; Darwin’s on 4th es un restaurante peruano que elabora su propia cerveza y pertenece a unos de los mejores chef de Sarasota; y, finalmente, The Blue Rooster, un animado sitio para comer que ofrece música en vivo y novedosos platos sureños.

Sarasota has a Saturday Farmer´s Market

Downtown Sarasota Farmer´s Market © Phillippe Diederich

 Música en vivo. En Sarasota hay una ordenanza respecto al ruido, lo que de algún modo complica la oferta de música en vivo. Aún así, si estás en el centro de la ciudad, puedes escabullirte en el Gator Club, un histórico sitio que permite disfrutar de buenas canciones en vivo; o bien puedes visitar el distrito de negocios Hillview y ver qué ofrece el legendario Five O’Clock Club. Si buscas música más áspera, más de autor, date una vuelta por Cabanna Inn en South U.S. 41, o visita el distrito Gulf Gate en el sur de Sarasota, donde también encontrarás interesantes pubs y restaurantes con bandas locales.

Las playas de Sarasota son fantásticas. No hay dudas de ello. Pero Sarasota no es la típica ciudad costera de Florida. Más allá de sus playas, el golf y las atracciones turísticas, la ciudad ofrece un sinfín de actividades. Con una escuela de arte de primera línea y la prestigiosa universidad Liberal Arts College, siempre está pasando algo nuevo en este increíble sitio junto al mar.

Phillippe Diederich

Phillippe Diederich is a bilingual author and photographer born in the Dominican Republic and raised in Mexico City and Miami. His photography has appeared in The New York Times, Time magazine, U.S. News and World Report and other national publications. Phillippe's novels Sofrito and Playing for the Devil's Fire are both published by Cinco Puntos Press. He is the recipient of a PEN/Phyllis Naylor Working Writer Fellowship and the Editor-in-Chief of Viva Fifty!