Cómo prevenir y combatir el resfriado común

Remedios para el resfriado común

Foto: Pexels

Como cada año, el otoño llega fiel a su cita y con él su séquito de lagrimeos y toses. Afortunadamente y con un poco de cuidado, una actitud adecuada y unas tisanas de propiedades mágicas, podemos evitarlos.

El resfriado es una infección muy frecuente causada generalmente por virus: rinovirus, adenovirus, coronavirus…. con cientos de cepas de familias diferentes. En realidad, si no fuese gracias a nuestro particular superhéroe que en forma de sistema inmunitario se bate en duelo con estos indeseables, estaríamos siempre con la nariz goteante. Lo malo es que a veces nos descuidamos y al debilitarse nuestras defensas el resfriado no tarda en hacer su aparición.

Factores de riesgo
Estrés: este mal de la sociedad moderna ha demostrado ser una de las principales causas que hace bajar nuestras defensas.

Tabaquismo: Fumar no solo mata, antes de llegar a eso es el causante de irritar las vías respiratorias contribuyendo a debilitar nuestro sistema inmunitario.

Viajar en transporte público: Respirar durante más o menos minutos el aire de un vagón de metro o autobús, supone un gran riesgo si en el transporte público viajan personas infectadas.

Ejercicio físico intenso: Hacer ejercicio es bueno, pero un excesivo entrenamiento también incide en una debilitación de las defensas.

Medidas de prevención

  • No compartir vasos, cubiertos ni objetos de uso personal y por supuesto nada de compartir los cubiertos.
  • Lavarse regularmente las manos. En la farmacia venden pequeñas botellas de gel desinfectante que podemos llevar en el bolso, para tener siempre las manos limpias sin necesidad de usar agua.
  • Utilizar pañuelos de papel y deshacerse inmediatamente de ellos una vez usados.
  • Cubrir boca y nariz con un pañuelo al estornudar.
  • Limitar el contacto con niños o personas enfermas o con las defensas bajas cuando se está resfriado.

Síntomas del resfriado común

  • Un ligero picor o dolor en la garganta.
  • Estornudos repetidos y la sensación de tener pimienta en la nariz.
  • Secreción nasal abundante y ojos llorosos.
  • Ligera fatiga, dolor de cabeza y tos.
  • Unas décimas de fiebre (nunca más de un grado por encima de la temperatura normal)

Lee también: Mitos y realidades de la vacuna de la gripe

Remedios para el resfriado común

Foto: Pexels

¿Es necesario ir al médico?
Cuando estamos resfriados y en ausencia de fiebre o solamente con febrícula, la visita al médico es totalmente innecesaria y como ya habrás comprobado si has optado por esta vía, el resultado es que por lo general te recetarán paracetamol, reposo, un jarabe en caso de tos o unas pastillas para el dolor de garganta. No deberíamos colapsar los hospitales por un simple resfriado.

Si la fiebre es elevada, la tos persistente y la respiración sibilante con secreciones de moco espeso y amarillo, entonces la visita al médico es obligada. Si un resfriado se agrava es porque, aprovechando la debilidad del sistema inmunitario, otro virus o una bacteria se cuela en nuestro organismo ocasionando: otitis, faringitis, sinusitis o bronquitis. Normalmente el resfriado evoluciona sin complicaciones.

Cómo combatir el resfriado común

  • Sanear el ambiente: pequeñas toallas húmedas e impregnadas con unas gotas de aceite de eucalipto encima de los radiadores o utilizar un vaporizador de los que se venden en farmacia.
  • Al levantarse por la mañana, tomar el zumo de un limón mezclado con agua caliente y una cucharada de miel.
  • Tomar cápsulas de saúco. Este arbusto es un potente antioxidante y antiviral, estimulando además nuestras defensas y ayudando a eliminar la secreción nasal de forma natural (Parafarmacia)
  • Mejorar la alimentación y aumentar el consumo de vitamina C, por ejemplo comiendo cítricos o kiwis.

Tisanas contra el resfriado
Tisana de tomillo: ayuda eficazmente a combatir el resfriado, calma la irritación de garganta y despeja la nariz. Gracias a su contenido en fenoles, el tomillo es una planta antiséptica y expectorante muy eficaz.

En una taza de agua hirviendo se pone una cucharada sopera de hojas de tomillo y una rodaja de limón, tapar y dejar en infusión durante 5 minutos, a continuación filtrar y añadir una cucharadita de miel. Beber 2 o 3 tazas al día.

Tisana de salvia: Gracias a sus propiedades desinfectantes y estimulantes, la salvia es otro buen remedio contra el resfriado.

Poner diez hojas de salvia en una taza de agua hirviendo junto con una rodaja de limón, tapar y dejar en infusión durante 5 minutos. Filtrar y añadir una cucharadita de miel.

Tisana de jengibre: Sus aceites esenciales ayudan a bajar la fiebre y descongestionan las vías respiratorias.

Cortar 3 rodajas finas de jengibre fresco pelado y ponerlas en una taza de agua hirviendo. Tapar y dejar 10 minutos en infusión, filtrar y añadir una cucharadita de miel.

En la mayor parte de los casos, el resfriado desaparece al cabo de una semana, no hay vacuna ni tratamiento, pero sí que podemos y debemos tratar sus síntomas aliviándolos y mejorando nuestra calidad de vida.

Cada otoño e invierno llega la época de resfriados. Te contamos algunas maneras de prevenir y también tratar este mal tan común. #salud #resfriado #otoño #invierno