Todas somos mujeres poderosas

Todas somos mujeres poderosas

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Creo que no se trata de hablar de nosotras como seres contrapuestos a los hombres, como mejores o peores, como más o menos capaces. Se trata de mirar hacia adentro y darnos cuenta de que podemos.

Somos mujeres poderosas. Tú, yo, todas. Y por supuesto que esto no tiene nada que ver con la situación económica. Cualquiera de nosotras tiene hoy muchas más posibilidades de expansión que las generaciones anteriores. Sin embargo, aún hoy pueden subestimarnos, pueden menospreciar nuestras opiniones o pagarnos menos salario. Pero hay algo que es lo que nos convierte en mujeres poderosas: seguir adelante sabiendo que somos capaces de aquello que nos propongamos.

Ser conscientes de nuestra valía, nuestra capacidad, nuestros conocimientos y nuestras agallas es lo que nos convierte en mujeres con poder. Alguien que sabe lo que vale no se deja pisotear.

Sin embargo, en los tiempos que vivimos y gracias a Internet y a las redes sociales, sabemos que muchas mujeres no tienen siquiera la posibilidad de explorar su propio poder. Niñas trabajadoras, mutiladas, mujeres víctimas de la trata, de la violencia doméstica, de leyes que las consideran inferiores solo por su género. Y es por esas mujeres que también debemos luchar, pisando fuerte, haciendo oír nuestra voz para que algún día aquellos gritos silenciados que piden ayuda puedan expresarse con libertad.

Lee también: 10 Ventajas de enamorarse de una mujer de 50 años o más

Todas somos mujeres poderosas

Este 2016, el lema de ONU Mujeres para este día es “Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género”. Somos la mitad del planeta. Somos más de la mitad de la población mundial. El camino es largo aún para que el peso sea equilibrado.

Pero es también gracias a estar más conectadas que hoy las mujeres tenemos muchas herramientas para crecer, para aprender, para ganar confianza. Hay mujeres inspirando a otras mujeres a ser mejores, a seguir sus sueños, a llevar una vida más sana, a superarse.

Somos mujeres poderosas siempre y aún hoy abriéndonos paso. Podemos ser madres, pero también decidir no serlo y no ser menos por eso. Y somos mujeres completas con o sin pareja, porque antes que esposas y madres somos seres maravillosos con una vida dada para ser felices. Somos igual de poderosas si somos CEO de una empresa, si somos camareras o si nos quedamos en casa para criar a nuestros hijos. Porque el trabajo no nos define, pero sí la actitud que ponemos en cada cosa que hacemos.

Solidarias, valientes, fuertes, conciliadoras, guerreras, determinadas, ilimitadas. Y poderosas. Eso somos. Eso podemos ser.

“Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años… Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.” – Madre Teresa de Calcuta

Alejandra Sarasqueta

Alejandra Sarasqueta es escritora residente en Argentina. Estudió cine, escritura y redacción. Ha colaborado con Suite101 y ahora es Guía de Belleza y de Espectáculos para la Guioteca del diario El Mercurio en Chile. Escribe sobre películas en su blog "La entrada al cine" y también sobre teatro y mujeres fabulosas de más de 50 años.

Be first to comment

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.