Por qué los hombres maduros temen ir al médico

La mayoría de los hombres maduros evita la consulta médica, a menudo por temor. Tampoco suelen dar detalles de sus dolencias o problemas de salud a las personas más cercanas. Prefieren sufrir en silencio sus penas hasta que ya no pueden más. Es así, que cuando deciden acudir al médico, su padecimiento suele estar en una fase avanzada y el tratamiento resultar mucho más complicado. Igual si se trata de un problema cardíaco, una afección de próstata o cualquier otra cosa.

Por qué los hombres maduros temen ir al médico

Reflexionar sobre esta actitud
Los hombres acunamos un miedo casi infantil ante la consulta médica. En lo íntimo, tememos escuchar un diagnóstico que nos demuestre cuán vulnerables somos. Algunos hombres, hasta suelen considerar un menoscabo para su masculinidad el tener dolencias o malestares físicos. Ocultan sus problemas de salud hasta que la realidad les devuelve un panorama mucho más complejo.

Superar este tipo de actitudes y reconocer que la prevención es la mejor forma de evitar enfermedades crónicas o acontecimientos médicos inesperados es un paso fundamental hacia una mejor calidad de vida.

Lee también: Disfunción eréctil, qué es y cómo abordarla

Chequeo médico
El propósito del chequeo médico regular es detectar enfermedades, evaluar riesgos médicos futuros y estimular prácticas de vida saludable. Consiste básicamente en una entrevista, un examen físico básico y algunas pruebas de laboratorio. Es fundamental que en la entrevista con el médico usted sea lo más franco posible en cuanto a cómo se siente, qué siente y cuáles son sus hábitos de vida. No espere a que el médico detecte su problema si usted no le cuenta toda la verdad. Si algo le preocupa, dígaselo, y así le ayudará a hacer un diagnóstico más certero.

El examen físico incluye, entre otras pruebas, medición de su presión arterial, frecuencia cardíaca, peso corporal, estatura y electrocardiograma. También, se le realizará palpación y exploración de órganos vitales incluyendo el colon y la próstata. Puede incluirse una revisión dental, auditiva y visual además de exámenes de laboratorio para determinar sus niveles de glucosa y colesterol, entre otros factores que ayudarán a determinar su estado de salud.

El rechazo al tacto rectal
Al decidir acudir a la consulta médica preventiva todavía será necesario superar un último escollo; la aversión masculina al tacto rectal. Convengamos que el examen rectal para detectar la presencia de cáncer de colon o de próstata es invasivo e incómodo, de eso no hay duda. Pero se trata de una cuestión de vida o muerte, así es de claro el problema. Antiguas creencias y falsos prejuicios machistas impiden la detección a tiempo de enfermedades que, una vez que se ya han presentado, son graves y de muy difícil tratamiento. Tenga presente que usted no dejará de ser hombre por someterse a un examen anual, pero puede ocasionar gran dolor a sus seres queridos si no lo hace.

Lee más artículos de Walter Raymond en Sentimental Man.

Walter Raymond

Walter Raymond es responsable de “Sentimental Man”, sitio donde la sensibilidad masculina, los sentimientos y otras emociones se muestran en plenitud. Es periodista y cuenta con una interesante trayectoria generando contenidos audiovisuales desde Argentina y Uruguay para diversos medios de comunicación. Walter se formó en Ciencias de la Comunicación, cursó la licenciatura en comercialización y obtuvo su diplomatura en dirección de pequeñas y medianas empresas. Es autor de la novela Notas de ballenas, colabora en la dirección de Mecenas XXI, medio dedicado a la cultura iberoamericana contemporánea y es productor periodístico del ciclo Ellos Mismos de entrevistas a personalidades y hacedores de habla hispana.

Be first to comment

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.